El monstruo que atasca las cloacas

Las toallitas húmedas son el peor enemigo de los sistemas de alcantarillado de las ciudades
Toallitas humedas

Las empresas de abastecimiento y saneamiento insisten en que no se tiren por el inodoro toallitas higiénicas, pañales de bebés, bastoncillos y algodones. Sostienen que desencadenan atascos y roturas en saneamientos generales y particulares.
A este tipo de empresas también le preocupan los aceites domésticos, que causan atascos en las redes. Los operadores recuerdan que existen servicios de recogida de este tipo de productos.

Los fármacos, cosméticos y drogas tampoco se deben eliminar por el inodoro. En este caso, los gestores apuntan a otros problemas. Por un lado, aumenta la toxicidad de las aguas residuales, y en cierta medida, del agua ya depurada. Por otro, pueden afectar a las bacterias que se encargan de la depuración biológica del agua.
"El problema [de las toallitas higiénicas] es ya mundial", opina Íñigo González Canal, responsable del departamento de vertidos del Consorcio de Aguas Bilbao-Bizkaia. Para reforzar su argumento explica que la Organización Internacional de Normalización (ISO por sus siglas en inglés) creó hace un año un grupo de trabajo para abordar este asunto. El proyecto consiste en crear una certificación ISO que acredite qué productos son desechables a través de inodoro. "Ahora existe un vacío legal", indica González Canal. Esta acreditación supondría que los productos tendrían que pasar una prueba para saber si se pueden tirar o no al váter. Varios países, como Estados Unidos o Canadá, llevan tiempo trabajando también en este problema.

Via: 
http://politica.elpais.com/politica/2015/03/28/actualidad/1427559908_539511.html