Junta de Propietarios

Según el artículo 14 de la Ley de Propiedad Horizontal (LPH)

La Junta de Propietarios es el órgano rector, gestor y de administración de la Comunidad, correspondiendole según el artículo 14 de la Ley de Propiedad Horizontal (LPH) lo siguiente:

a) Nombrar y remover a las personas que ejerzan los cargos mencionados en el artículo anterior y resolver las reclamaciones que los titulares de los pisos o locales formulen contra la actuación de aquellos.
b) Aprobar el plan de gastos e ingresos previsibles y las cuentas correspondientes.
c) Aprobar los presupuestos y la ejecución de todas las obras de reparación de la finca, sean ordinarias o extraordinarias, y ser informada de las medidas urgentes adoptadas por el Administrador de conformidad con lo dispuesto en el artículo 20.c.
d) Aprobar o reformar los estatutos y determinar las normas de régimen interior.
e) Conocer y decidir en los demás asuntos de interés general para la comunidad, acordando las medidas necesarias o convenientes para el mejor servicio común.

Esta enumeración no es limitativa ni exhaustiva, ya que como se indica en el apartado e) le corresponde conocer y decidir sobre cualquier asunto de interés general para la comunidad. Así, por ejemplo, le corresponde decidir sobre el establecimiento o supresión de un servicio de interés general, acordar el ejercicio de acciones judiciales o aprobar la división material de pisos o locales y la fijación de las nuevas cuotas de participación para los mismos.

Jurisprudencia relativa a las facultades de la Junta de Propietarios

La rescisión del contrato con el Administrador corresponde a la Junta de Propietarios (AP Madrid, 25-05-2007)
La eleccíon, renovación y destitución del Administrador es competencia de la Junta y no del Presidente (AP Málaga, 04-05-2006)
El Administrador no esta obligado a rendir cuentas frente a un único propietario sino ante la Junta de Propietarios (AP Málaga, 27-02-2007).
La Junta es el órgano que acuerda lo conveniente a sus intereses y el Presidente ejecuta; su voluntad no suple, corrige o anula la de la Junta (AP Logroño, 29-12-2006)
La decisión de posponer la celebración de la Junta dada la hora que era es un acto de administración que no requiere mayoría cualificada.
La Junta esta facultada para revocar y modificar acuerdos anteriores (AP León, 01-02-2007)