Enervar

El derecho a enervar

La Enervación de la Acción de Desahucio, es la facultad que tiene el inquilino de paralizar el desahucio por falta de pago que se ha interpuesto si paga todas las rentas y demás cantidades debidas en el plazo de 10 días que a tal efecto es concedido por el Secretario Judicial tras la admisión de la demanda de desahucio.

Este Derecho se ostenta si no lo ha ejercido con anterioridad y si la propiedad no le ha requerido por medio fehaciente (Burofax, Telegrama, Carta Notarial, Carta firmada por el inquilino ...) con al menos un mes de antelación a la interposición de la demanda de desahucio para que abone las sumas pendientes y a fecha de presentación del desahucio mantenga la totalidad o parte de la deuda reclamada.

Para poder ejercitarlo es necesario abonar o depositar todas las cantidades debidas a fecha del pago enervador, es decir, no basta con pagar lo reclamado en la demanda, es preciso que el inquilino se ponga complétamente al día en el cumplimiento de las obligaciones económicas (pago de rentas y cantidades asimiladas a ella).

Al final de esta entrada os acompaño la Legislación aplicable para la Enervación de un Desahucio.
Acompañamos para mejor comprensión del la explicación un caso real en el que el Inquilino Enervó el Desahucio abonando todas las cantidades debidas en el momento de hacerlo.

Os damos acceso a la copia íntegra de la demanda; resolución por la que se admite a trámite; escrito justificando el pago de las rentas debidas e intresando la enervación y la sentencia acordando la paralización del desahucio al haberse ejercitado el Derecho a Enervar.

Documentos relacionados: