Avalista

Es quien garantiza una operación ante un tercero

Es la persona que se compromete como garante en un préstamo y que asume la responsabilidad del pago en caso de que el titular no haga frente a la deuda o a sus intereses. Esto entraña riesgos importantes de los que el avalista debe ser consciente.

Un aval es la garantía total o parcial de pago prestada por un tercero, que se obliga solidariamente con el deudor, para el caso de que éste no lo realice. Ese tercero es el avalista.

Un aval es, por tanto, en el caso de un prestamo hipotecario, una garantía bancaria. Su objetivo es garantizar al banco que existe un avalista que responde por el titular y se compromete a pagar la cantidad que éste haya dejado de abonar, si esto sucediera.

En algunos casos las entidades financieras exigen uno o varios avalistas que respondan del préstamo hipotecario en el caso de que no lo haga el prestatario. Es frecuente en los casos en los que la cuantía del préstamo excede el 80% de la tasación de la vivienda. O también, cuando los ingresos del solicitante del préstamo en relación con el importe del préstamo son inferiores a efectos de garantizar su capacidad de pago.

En los contratos de arrendamiento actuales también se contempla con frecuencia la figura del avalista /avalistas.

Via: 
Euroresidentes